lunes, 18 de junio de 2018

Macarrones con verduras y salsa de pesto

Hoy os traigo un plato de pasta que me gusta mucho, muy ligero al ir acompañado de verduras y con muchísimo sabor. Lo bueno de este plato, es que es muy adaptable a las restricciones alimenticias: el queso puede ser vegano, la pasta sin gluten, o el queso sin lactosa, y sigue estando delicioso para todas las personas que quieran hacerse este plato. Los ingredientes son para dos personas:

Ingredientes:

-160g de macarrones integrales
-100g de tofu
-Un puñado de aceitunas negras
-Un puñado de tomates cherry
-Varios ramilletes de brócoli
-Pimienta
-Sal
-Aceite
-1 diente de ajo 
-Grana padano o parmesano

Para el pesto:

-25g de albahaca fresca
-2 dientes de ajo medianos
-1/4 de taza de aceite de oliva
-Un puñado de piñones
-1/4 de taza de parmesano o grana padano 
-sal


Pasos:

1- Empezamos por el pesto. Es muy fácil de hacer. Primero ponemos la albahaca, el ajo, los piñones y la sal en un baso de batidora y los trituramos. Después, vamos incorporando el aceite poco a poco mientras batimos sin parar, aunque aquí es un poco a ojo y a gusto, según lo espesa que queráis que se quede o cómo os guste. Luego añadimos un poco del queso, trituramos, y ya reservamos para después.

2- Ponemos los macarrones a hervir, con un poco de agua con sal y hojas de laurel; mi pasta no es fresca, así que he seguido el tiempo que marca las instrucciones del paquete en cuestión. Mientras, ponemos a hervir otra cacerola de agua donde escaldaremos los ramilletes de brócoli. Para ello, los separamos en ramilletes pequeños, y cuando el agua rompa a hervir los cocemos durante 3 minutos. Cuando pase ese tiempo, los pasamos a un bol de agua fría con hielo para evitar que se cueza de más.

3- Ponemos en una sartén aceite y doramos el ajo una vez picado. Mientras, troceamos a dados el tofu, y lo añadimos a la sartén junto al brócoli, y salamos un poco. Cotamos en rodajas las aceitunas y los tomates cherry, y cuando empieza a coger color el tofu, los añadimos también a la sartén. Removemos de vez en cuando.

4- Cuando empieza a coger color y a cocerse, incorporamos la pasta y salpimentamos al gusto. Lo dejamos un par de minutos y servimos. Es entonces cuando añadimos grana padano rallado y el pesto que hemos preparado antes.

¡Y voilá! Un plato de pasta muy sano y rico preparado para disfrutar. ¡Espero que os guste!

No hay comentarios:

Publicar un comentario